lunes, 19 de diciembre de 2011

Qué paso con...? Djalminha



Djalma Feitiosa Días (Djalminha), nació en Santos, ciudad situada en el estado de Sao Paulo (Brasil) el 9 de diciembre de 1970.
Es hijo Djalma Días, uno de los mejores defensas brasileños de la década de los 60, y que fue compañero de selección de glorias brasileñas como Pelé o Garrincha.

Desde muy pronto se vio que "Djalma" iba para estrella en esto del fútbol. Y no precisamente en la demarcación de defensa central que ocupaba su padre. De hecho, un genio del fútbol como Pelé vaticinó, tras verlo jugar a la edad de 5 años, que iba a ser una de las figuras del fútbol brasileño en el futuro.
Y, pasado el tiempo, podemos asegurar que 'O Rei' no se equivocó. Las predicciones de uno de los mejores jugadores de la historia cristalizaron 11 años después. En 1986 un jovencísimo Djalminha fue convocado por el astro del fútbol para disputar un partido de veteranos con la selección brasileña. Su recital de regates y malabarismos fue tal que eclipsó a todos los presentes en esa cita y llamó la atención de muchos ojeadores de clubes braileños.

Fue finalmente el Flamengo, el club más popular de Brasil, el que terminó haciéndose con sus servicios para su equipo juvenil. El mediapunta brasileño no tardaría en subir al primer equipo del club carioca, y a partir de ese instante este genio del balón comenzó a labrarse una fructífera carrera en el país sudamericano, ganando una Liga Brasileña y un Campeonato Estatal Carioca para el club de Río de Janeiro.

En 1995 recaló en las filas del Guaraní, equipo de la ciudad de Campinas (Sao Paulo), club en el que permaneció otra temporada. Al año siguiente probó suerte en la Liga Japonesa en las filas del Shimizu S- Pulse, para retornar otra vez a su país en las filas del Palmeiras. Es en este último equipo donde Djalminha alcanzó el status de crack en Brasil. Acompañado de jugadores de la talla de Rivaldo, Cafú o Flavio Conçeicao, Djalminha obtuvo el galardón de Mejor Jugador de Brasil y empezó a ser un asiduo en las convocatorias de la selección brasileña, con la que conquistó la Copa América de 1997, una selección que estaba integrada, entre otros, por Ronaldo, Romario, Roberto Carlos y Denilson, entre otros.






En 1997, Augusto César Lendoiro, en su empeño de hacer el mejor Deportivo de la Coruña de la historia, pagó 1500 millones de pesetas (9 millones de euros) para hacerse con los servicios de Djalminha. Lo que no esperaba ni el brasileño ni el dirigente deportivista es que el Barcelona abonara en el último día del mercado de fichajes la claúsula de rescisión para llevarse a Rivaldo. Así que Djalminha, sin apenas experiencia internacional, y que había llegado para ser el complemento de Rivaldo, se vio obligado a liderar a un Deportivo que fue la decepción de la temporada 1997-98, ocupando una discreta 12ª plaza.

La llegada de Irureta cambió la historia del Deportivo de la Coruña y Djalminha. En su primer año como entrenador del conjunto gallego, el técnico vasco fue capaz de hacer renacer de sus cenizas al SuperDepor y clasificarle para puestos UEFA.El Depor logró el mayor éxito en toda su historia, el Campeonato de Liga. Con un once conformado por Songo'o; Manuel Pablo, Naybet, Donato, Romero; Mauro Silva, Flavio Conçeicao; Víctor, Djalminha, Fran y Makaay, con un fútbol práctico y vistoso al mismo tiempo, ganaron el título tras vencer al Espanyol en el último partido en Riazor por 2-0 (goles de Makaay y Donato).

Riazor fue testigo entonces de las impresionantes cualidades que poseía este futbolista brasileño. Capaz de lo mejor y lo peor, quedarán en la memoria sus precisos lanzamientos de falta directa, sus penaltis 'a lo Panenka', sus pases con el hombro y algunos regates inverosímiles, como "la lambretta" ,que consistía en elevarse el balón con los pies por encima de la espalda. Desgraciadamente también será recordado por sus famosos piques con Mostovoi en los Depor - Celta, y por ser tal vez el primer jugador en la Liga Española en ser expulsado por quitarse la camiseta mientras celebraba un gol. En las tres siguientes temporadas, este SuperDepor protagonizó algunas de las hazañas europeas más celebradas por los aficionados al fútbol español, como la victoria por 4-3 sobre el Paris Saint Germain tras remontar un 0-3 en contra, así como los triunfos sobre el Milan en San Siro por 1-2 y en tierras coruñesas por 4-0 (remontando un 4-1 en contra en tierras lombardas).

Pero sin duda, la fecha más recordada por todos es la victoria sobre el Madrid en la final de la Copa del Rey por 2-1 en el Santiago Bernabéu, triunfo que ha pasado a la historia con el nombre de "Centenariazo". Hace algunos meses Djalminha, en el programa de Canal + "Fiebre Maldini", recordaba que días antes del partido Flavio Conçeiçao, que por entonces jugaba en el Madrid, le llamó para invitarle a la fiesta de celebración del conjunto blanco por el título del Depor. El '10' del Depor le avisó que no vendiera la piel del oso antes de cazarlo, y todos sabemos como acabó la historia.
Por aquél entonces la participación de Djalminha como titular en los partidos del Depor había descendido notablemente. La irrupción de otro jugadorazo como Valerón y, sobre todo, sus problemas personales con Javier Irureta, hicieron que cada vez fuera más habitual verle calentando banquillo en Riazor. Pero lo que quebró definitivamente el "matrimonio" entre el técnico vasco y el brasileño fue el cabebazo que le propinó este último en el transcurso de un entrenamiento del equipo coruñés.

Fue el principio del fin de su carrera como jugador deportivista. Cansado de su situación, Djalminha decidió dar un giro a su carrera, y se enroló en las filas del Austria Viena en el año 2003, con el que consiguió una Liga. Su último año en activo lo jugó en el América de México (2004-05), tras el cuál decidió colgar las botas.


En la actualidad Djalminha sigue ligado muy estrechamente al mundo del fútbol. Los aficionados al Deportivo y al fútbol en general pueden seguir disfrutando de su juego si siguen el campeonato español de fútbol -indoor, en el que juega con otros ilustres de aquél SuperDepor como Donato, Fran o Manjarín. Además, el nombre de Djalminha ha estado últimamente de actualidad debido a que se rumoreó que Rudy Fernández, el jugador de los Denver Nuggets, estuviera sopesando el realizar el mate 'Djalminha' en el concurso de mates del All Star de la NBA. Finalmente no lo realizó, aunque otros jugadores se han inspirado en este genial futbolista brasileño, que pasará a la historia por ser uno de los mejores magos del balón que han pasado por nuestro fútbol.



  • Aquí os dejo el vídeo del cabezazo que le dio en un entrenamiento a su entrenador, Jabo Irureta.




  • Aquí el collejón que le mandó a Alexander Mostovoi en uno de esos derbis gallegos tan calientes y añorados. Recientemente dijo no arrepentirse de haberle "soltao una colleja" porque fue bonita.Genio y figura.





  • Entrevista en "Fiebre Maldini" a su trayectoria como jugador.




  • Recopilación de los mejores momentos de Djalminha.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada